domingo, 25 de noviembre de 2007

Columna repetida



COLUMNA REPETIDA
.
.
Bueno, no exactamente, pero, si así fuera, tampoco pasaría nada. De hecho, con relativa frecuencia descubro columnas repetidas en los medios locales (son los que sigo con más atención) y nunca he visto a nadie quejarse al respecto, de lo cual deduzco que, o bien a nadie le importa un pimiento, o bien los lectores tienen memoria de pez -¿acaso alguien sabe cómo es la memoria de un pez?- y lo que leen se les olvida de un día para otro, circunstancia que diría bastante menos de los columnistas que de sus seguidores. En cuanto a la repetición en sí misma por parte de los periódicos, quizá unas veces se deba al despiste (“¡Huy, me confundí de archivo!”), otras a las prisas traicioneras (“¿Dónde está la columna del cabr… de fulano?, ¡cierro en diez minutos!”), y en ocasiones a la simple flojera y certeza de impunidad (“Pon esta misma, totá, nadie se va a coscá”). Tan seguro estoy de que realmente nadie se cosca, que públicamente anuncio que les voy a “colar” a todos ustedes una columna repetida en el transcurso de los próximos meses (antes de las elecciones, por concretar una fecha).
Pero lo que realmente les quería explicar hoy es que la mayoría de las columnas que se escriben son repetidas aunque no sean repetidas. Dicho de otra manera: una vez que ha escrito 15 ó 20 columnas, las ideas y el estilo del columnista han quedado claros para los lectores. A partir de ahí, depende de su talento, inspiración y esfuerzo el reformar en cada ocasión la fachada de su columna de toda la vida para que interese y, si acompañan las musas o suena la flauta, sorprenda y emocione. Yo, qué quieren que les diga, me parto de la risa leyendo a algunos colegas a los que no les suena la flauta ni por puñetera casualidad por más años que pasen

(y no me explico cómo les dejan seguir torturándonos con sus tostonazos, panfletos, cursiladas, e insult@s vari@s a la inteligencia y al idioma: ¿es que no hay más talento en la ciudad? Y si lo hay, ¿es que no merece atención?). De igual manera, me sigue maravillando ver cómo otros colegas –no tan numerosos- son capaces de escribir auténticas joyas semanales, o ¡diarias!, repletas de poesía, cultura e ironía; pequeñas delicatessen que no puedes dejar de leer porque, aunque conozcas las sendas que vas a transitar, ignoras las sorpresas que aguardan ocultas en la espesura. Mi nada humilde aspiración es llegar a escribir como estos últimos. De momento, para que se entretengan mientras juzgan si estoy con los unos, con los otros o en tierra de nadie, les emplazo a que descubran el “bluf” que está por venir en alguno de los 14 próximos domingos. Fácil, ¿no?

La Voz, Jerez, 25 de noviembre de 2007. Otro día que será igual que cualquiera para ser, quizá, diferente a todos.

13 comentarios:

E. G-Máiquez dijo...

Bonito (y valiente) artículo metacolumnísitico.

kaiser dijo...

Sin lugar a dudas, estás en tierra de Nadie...

Ray dijo...

¡Brillante!

maikel dijo...

Me parece bien el bluf, pero que no sea el de Blas Infante, jajjajaja...

mafd dijo...

Des de luego, una cosa te aseguro: a ninguno de los "fieles" nos la vas a colar, ¡faltaría más!, ja, ja ja -....

kaiser dijo...

¡Ahí estoy contigo, mafd!

Anónimo dijo...

Podrías repetir ese de tu colaborador que termina con la frase
"Aunque sigo pensando que, sin duda, una bala es mejor solución... y más barata"

Seguro que pasó despaercibido

maikel dijo...

Pues yo creo que nos la puede colar sin lugar a dudas. ¿Cuántas columnas lleva ya Nadie publicadas? Una barbaridad entre los dos diarios en los que lo ha hecho. Él llevará la cuenta y yo, por ejemplo, tal vez no haya leído tres cuartos del total. Así que si nos repite alguna de esas, yo no me cosco, vamos. Pero, ¿sabe Nadie que cuarta parte me he perdido de sus columnas? Es un gran reto, es lo mejor de su colaboración de esta semana. A no ser que el reto no sea tal y simplemente sea, como dice él, una columna más que repite estilo, o una columna producto de la reforma de otra antigua. Es cierto que cada año, ante aniversarios o eventos anuales, las ideas fluyen de manera similar a la de años u onomásticas anteriores. Ya veremos, ya veremos con qué nos sorprende Nadie.

Pero hay algo que no entiendo de su columna y que desde mi punto de vista le resta brillantez. Iba para columna estupenda y, también en mi modesta opinión, Nadie se la ha cargado cargando contra ciertos columnistas locales a los que tacha, como poco, de escasos de talento.
¿A qué viene tanta vehemencia? Yo no creo que eso sea valentía, más viniendo de un colega de oficio. Yo comparto con Nadie su idea de que muchas columnas de los medios locales y ¡ojo! nacionales son auténticos tostonazos y atentan contra la inteligencia y el idioma, pero, aunque Nadie esté capacitado para denunciarlo en una de sus columnas, yo vuelvo a preguntarme ¿por qué? No me parece correcto. Eso puede dañar la imagen de Nadie ante sus colegas, que pueden pensar que es un soberbio. Nadie dice que se parte de la risa leyendo a algunos colegas a los que no les suena la flauta ni por puñetera casualidad por más años que pasen, y no se explica cómo les dejan seguir torturándonos con sus tostonazos, panfletos, cursiladas, e insult@s vari@s a la inteligencia y al idioma.

Acabo con su misma pregunta pero respondiéndola:

¿Es que no hay más talento en la ciudad? Y si lo hay, ¿es que no merece atención?.
Claro que hay talento y merece atención, ¿o es que tú no la mereces?

Nadie dijo...

Gracias a todos por los comentarios. A Enrique, decirle que me ha gustado lo de "metacolumnístico".

A Kaiser, le diré que su juego de palabras también me ha gustado: me indica que tengo "mi propio territorio" (lo cual es un gran halago), y al mismo tiempo deja entender, si lo he interpretado bien, que ese territorio mío se encuentra en tierra de nadie. Seguiré tratando de mejorar.

A Mafd le tengo que asegurar que, efectivamente, sois vosotros, los "bitacoreros", los que me preocupais. Los que podréis pillar mi "bluf". A lo mejor tengo que sobornar a alguno para que no me descubra, je, je.

Y para terminar, Maikel, mi querido Maikel: te aseguro, para tu tranquilidad, que Infante/Ahmad no será molestado en su eterno reposo por el que esto escribe, hasta después de las elecciones: él, pues, no protagonizará mi "bluf".
Por otra parte, no he sido tan vehemente con esos columnistas cuyo desempeño no me satisface: es más, he sido bastante moderado. Y no he nombrado ni señalado a nadie; si alguno se da por aludido, su problema es, pero todos tienen la opción de pensar: "esto no lo ha escrito por mí".
¿Puede resultar mi imagen dañada ante mis colegas? Espero que no. Los que no me tragaban, seguirán sin tragarme, y los que me aprecian, seguirán haciéndolo. Se supone que todos amamos la libertad de decir lo que pensamos. Yo lo he hecho. No he dicho "fulano escribe como el culo", simplemente he constatado el hecho cierto, irrebatible e irrefutable de que hay bastantes columnistas que escriben como el culo. Cada lector podrá poner nombre y cara tanto a los mamarrachos como a los excelentes, y yo mismo estaré en la lista de mamarrachos de mucha gente. He expresado mi opinión, no ya como columnista, sino como un lector cualquiera. Me he centrado en Jerez pero, obviamente, es extrapolable al columnismo nacional en general. Eres demasiado blandito, Maikel, y yo, muchas veces, provocando bastante menos que tú, te escandalizo. Misterios de la existencia humana.
Finalmente, con lo del talento quiero decir: ¿no hay talento suficiente en Jerez para que el 75% de las columnas que se publican sean, como mínimo, aceptables? ¿Por qué nos tenemos que conformar con un 25 ó 30%? A eso me refería.

mafd dijo...

Bien. Creo necesario hacer una precisión. Lógicamente (yo al menos) me refiero a las columnas que a su vez haya reproducido en este blogg o en la antigua "acadaunolosuyo".

Si no es así, dada mi condición de foráneo de Jerez, no habré podido leerlas y, por lo tanto, me la colará...

maikel dijo...

Mafd, creo que todas las columnas publicadas en prensa Nadie las ha colgado en internet, asi que si las has leído todas, todas conoces.

Y como foráneo de Jerez, mafd, te advierto de una cosa, que de las columnas que en Jerez se publican, las aceptables superan el 30%. Las mejores se concentran en el Diario de Jerez, donde están los mejores columnistas con diferencia, que son en su mayor parte de la plantilla del Grupo Joly: Eduardo Jordá, , Francisco Bejarano, José Aguilar, García-Máiquez, Ángel Mendoza, Ignacio Martínez, Seoane, etc... Esta gente no es que sea aceptable, sino en muchos casos buenísima. En La Voz, con José Luis Toro, Ildefonso Cáceres o Virginia Montero, junto a algunas columnas de Cosano que son bastante buenas, el nivel es igualmente muy bueno. Incluso en el diario Información Jerez encontramos buenos columnistas a nivel local. Yo creo que ese 75% casi se alcanza en contenidos y calidad de las columnas. Es verdad que hay alguna excepción coincidente con personajes del Jerez más tradicional que siguen escribiendo cuando han superado la tercera edad con creces y a punto están de entrar en la cuarta... dimensión. No me olvido de Manolo Liaño o Juan de la Plata que, con todo, tienen muchísimos más lectores que, por ejemplo, José Luis Toro. Claro que habría que plantearse también no la calidad de los columnistas, que está a un nivel general alto, sino si esa calidad cuenta con lectores fieles más o menos numerosos como los que tienen los columnistas menos brillantes pero más castizos.
Y no me escandalizo, Nadie, pero me sorprende ese ataque frontal al gremio de columnistas jerezanos que no viene a cuento, por subjetivo e inútil. ¡Soberbio, que eres un soberbio! Ojo, que la mayoría de tus columnas también lo son en el buen sentido, soberbias de solemnidad...

mafd dijo...

Vale.

De todas formas (y dicho casi en un susurro, para que no se entere..), últimamente da miedo dirigirse a Maikel, porque en cuanto te descuidas te atiza un "viaje" que te deja "aviao" para unos días.

JA, JA, JA,

maikel dijo...

JAJAJAJAJAJAJAJAJA, eso ha estao muy bien mafd, pero sabes qué, que me he enterao CABRÓN.
Aprovecho en serio para aclarar que todo esto no deja de ser una especie de juego verbal. Disfruto sobre todo con las respuestas a mis provocaciones y me alegra animar el debate y la bitácora. Mis palabras no encierran animadversión hacia nadie ni hacia Nadie. Es lo que tiene esto del internet y que la bitácora la lleve un buen amigo. Pero prometo ser más moderado, puto antimonárquico, perdón, perdón, ¿ves? se me van los dedos detrás de las teclas.