domingo, 4 de noviembre de 2007

Hiper marciano


HIPER MARCIANO
.
.
Vamos a empezar con un juego. De la siguiente lista de ciudades en las que podemos encontrar tiendas de una determinada cadena, ¿cuál dirían ustedes que no encaja?: Alfafar, Barcelona, Blanes, Figueras, Gerona, Lloret de Mar, Manresa, San Boi, Tarragona y Jerez de la Frontera… efectivamente, esa que están pensando, pues las demás están en Cataluña (excepto una que está en Valencia, aunque para Carod Rovira eso no suponga la más mínima diferencia). Lo cierto es que cuando cogí la propaganda del buzón y reparé en la lista antedicha, no pude dejar de pensar en la extraña paradoja de que mientras la industria huye de nuestra ciudad como si tuviera la peste, el comercio es atraído por un misterioso e irresistible magnetismo. Es cierto que Jerez no es sólo Jerez, sino un área de influencia que ocupa casi media provincia, pero esa no puede ser la única razón; quizá una saneadísima economía sumergida tenga algo que ver.

Desde que en el año 83 se inaugurara aquí el segundo Hipercor de España, la oferta comercial no ha dejado de crecer en nuestra ciudad (es lo único que ha crecido, junto al paro y al número de enchufados municipales), de modo que llama poderosamente la atención que la mayor variedad planetaria de lugares-donde-gastar-el-dinero-a-espuertas esté, precisamente, en el culo (laboral) del país: ya tenemos Hipercor, 2 Carrefours 2, Leroy-Merlin, Media Markt, Brico Depot y cienes y cienes de Mercadonas, Lidls, Aldis y Pluses, por citar sólo algunos; a eso hay que añadir que pronto vendrán El Corte Inglés, Ikea, Parques 21, el Área Sur, el Área 7… y dicen que la alcaldesa está intentando convencer al Ejército americano para que traslade a Jerez el Área 51, y así negociar con los marcianitos un centro comercial galáctico para el sector meridional de la Vía Láctea. No es que lo anterior sea negativo, pues cualquier tipo de negocio que se instale en nuestra ciudad es causa de alegría, pero hay que tener claro que no serán las tiendas lo que nos saque de la miseria. De momento, dicen los expertos que el Área Sur generará unos 1.500 puestos de trabajo, o entre 3.000 y 3.000.000 si es la alcaldesa quien hace los cálculos (al final todos los jerezanos acabaremos de cajeros o reponedores, pero bueno, menos da una piedra).

Con tanta tienda y centro comercial, no es extraño que nuestra provincia sea la que registra el ahorro familiar más bajo de toda España, aunque, en realidad, ¿a quién le importa? Andemos nosotros calientes con nuestras pantallas de plasma de 100.000 pulgadas, y ríase la gente; y el día que nos tengamos que comer las pulgadas con patatas, quién sabe, a lo mejor resulta que el plasma calentito está rico. ¡Buen provecho!
.
.
.
La Voz, Jerez, 4 de noviembre de 2007

4 comentarios:

E. G-Máiquez dijo...

Qué bien escrito está y con qué gracia amarga, tan tuya. Enhorabuena pues esto es bordar una columna de tema local.

Nadie dijo...

Gracias, Enrique. No estoy yo muy convencido con esta columna, pero tus parabienes me suben la moral.

maikel dijo...

Estoy con Enrique, pero yo aprovecharía ya y metería el dedo en la llaga de la economía sumergida mucho más. No hay cosa que más me fastidie que pagar mis impuestos y que otros que no lo hacen y ganan muchísimo más dinero que yo disfruten de lo que con mi dinero invierten los ayuntamientos y las juntas. En Andalucía paro? falso, aquí todo el mundo se mueve, como el dinero, a espuertas, pero más negro que la ingle de Raihanna

maikel dijo...

¿O es Rihanna? Sí, y su umbrella, ella, ella, ella, eh, eh, eh, eh ...