sábado, 17 de enero de 2009

Vacaciones bitacoreras

Queridos amigos:
Razones laborales (positivas, para variar) me van a obligar a partir de ahora y durante unos meses a centrar mi atención y mis esfuerzos en la consecución de un objetivo soñado, de manera que con toda probabilidad voy a dejar algo de lado la bitácora por un tiempo. No es que la abandone, pero no habrá columnas semanales, aunque siempre puede haber tiempo para comentar la actualidad, y desde luego que lo habrá para responder a lo que quiera que aquí escribais, como sabéis que hago siempre.
Un abrazo para todos,
Nadie

5 comentarios:

keyser dijo...

Mucha suerte, amigo... Que la fuerza te acompañe.

Díaz de Vivar dijo...

Que te vaya todo bien. En unos meses también me tomaré unas "vacaciones forzosas" y espero que este año me salgan bien las cosas.

Mientras tanto, por aquí estaremos, yendo contra corriente. Un fuerte abrazo.

mafd dijo...

En primer lugar, y como no podía ser de otra manera, te deseo lo mejor, ya que por lo que se parece deducir de tus líneas, la actividad que vas a emprender es querida y deseada, así que mucha suerte y que todo te vaya bonito.

Por otro lado, lamento que "ello" lleve consigo el abandono (aunque sea atenuado) de la bitácora, y mucho me temo que acabe evolucionando en una cese definitivo de la actividad.

En todo caso, y en previsión de que así fuera, únicamente expresar mi satisfacción por haber podido contribuir, en la medida de mis reducidas posibilidades, al mantenimiento de una propuesta de libertad de expresión sincera y real, y mi orgullo al haber compartido tal aventura con todos vosotros.

Abrazos serranos.

Nadie dijo...

Muchas gracias, queridos amigos. Los próximos tres meses serán decisivos para mi futuro profesional y personal, y requerirán de mí el mayor de los esfuerzos. Pero no por ello va a morir esta bitácora, Mafd, no seas pesimista. De momento digamos que va a "hibernar" para pasar el duro y frío invierno. Llegará la primavera, no lo dudéis.
Abrazos,
Nadie

mafd dijo...

Pues . . . la primavera ha venido y Nadie sabe como ha sido . . . pero no nos lo cuenta porque no se donde se encuentra...

Ja, ja, ja, ¡joder con el poeta!...