sábado, 24 de febrero de 2007

L´Estatut d´Andalucía: una reflexió


Tras el fracaso más apabullante de la historia de las votaciones en España (una vez más, Andalucía imparable), el multifracasado líder de los populares andaluces propuso una serena reflexión, así que le hice caso, y he aquí mis conclusiones después de una semana:
1ª) El referéndum debería ser declarado nulo, y el Estatuto tirado a la basura, donde se sentiría como en casa.
2ª) El Partido Popular merece una oportunidad en Andalucía, por tanto: ¡váyase, señor Arenas!
3ª) Andalucía merece una oportunidad a secas, por tanto: ¡váyase, señor Cháves!
Lo cierto es que un referéndum en el que el 64% de la población vota “PASSSO DE TÓ” sería anulado de inmediato en cualquier realidad nacional en la que la “democracia” fuese algo más que la gran prostituta del diccionario. Aquí, sin embargo, Cháves y Zp se felicitan por el triunfo, con unos argumentos tan absurdos para justificar la abstención como el “exceso de confianza” (?). Olvida convenientemente Manuel Cháves que fue él quien dijo que la fortaleza de nuestra región para negociar con Zp se mediría por la participación en el referéndum, argumento del cual deduzco que el día 18 pasamos de “fortaleza débil” a “fortaleza cero Zapatero”. ¡Gracias, President!: durante más de 15 años no ha sido usted capaz de sacar a Andalucía del hoyo (tampoco lo ha intentado), pero ahora dice que “nos equiparará con las regiones más ricas de Europa”, como si para hacer realidad las cosas bastara con escribirlas en un papel…si no fuera porque ya sé la respuesta, le preguntaría: ¿a quién pretende engañar? De momento engañó a los del PP, que ahora tratan de escurrir el bulto en lugar de asumir el fracaso compartido con los socialistas. Por más collejas que les den, y no paran de dárselas, estos peperos nunca aprenden, ¡son tan blanditos!
Lo que se debería haber sometido a referéndum en Andalucía el pasado domingo es el Estatuto catalán para vetarlo (ya que tenemos tanto poder, según Cháves) y así demostrar que lo que deseamos no son los privilegios de Cataluña, sino que ningún español tenga privilegios sobre otro, y todos seamos iguales en derechos y deberes. La cruda realidad demuestra, sin embargo, que nos volvemos cada vez más egoístas y ambiciosos, y en lugar de practicar sabiamente el lema “la unión hace la fuerza”, nos obcecamos en un penoso y suicida “divídete y perderás”. Así, gracias a nuestra desidia e ignorancia, ya tenemos el Estatuto de la realidad nacional cateta; el de Andy, Lúcas y Fernando Tejero, que ni se lo habrán leído ni falta que les hace; el de “el Guadalquivir es mío, y ¡ay del que lo toque!” (Ibarra, tan bravucón como cobarde, dice que lo recurrirá, pero seguro que se raja, como siempre); el de apropiarse del flamenco como si el arte fuese una cuestión de RH (seguro que a Arzalluz le encanta); el Estatuto, en fin, que se creó como copia barata del catalán, con la única misión de legitimarlo. Sí, el nuevo Estatuto era necesario, pero sólo para Montilla, Zp y Cháves, los destructores de la unidad.
Cierto es que los políticos son los principales responsables de este ridículo vodevil, pero los andaluces tampoco nos hemos resistido mucho a la burda tropelía (menos del 4% votó “NO”). Los políticos la han cagado, pero no lo reconocerán; los ciudadanos la hemos cagado, pero no lo reconoceremos; y el Estatut será aprobado, porque el 64% de “PASSSO DE TÓ” que debería haber significado tarjeta roja, al final ha sido tan sólo una carta blanca.
.
.
.
La Voz, Jerez, 25 de febrero de 2007

4 comentarios:

mafd dijo...

¡Joder, que razón tienes!

¡Ya está bien de escudarse en las maldades de nuestra clase política!. ¡tenemos lo que nos merecemos!. Si "el pueblo" no es capaz de movilizarse por lo que quiere o le traen "al pairo" temas tan trascendentes como éste, nos mereceremos todo lo que pueda ocurrirnos.

Soy un ser político convencido. No puedo comprender a esa gente cuya frase predilecta es "yo paso de la política...", Sí, hijo, sí... pero la política no pasa de tí, y más tarde o más pronto te soltará un mamporro en la cocorota para que te vayas enterando...

Nadie dijo...

Exactamente lo mismo he pensado yo muchas veces: Uno puede pasar de la política, pero la política no pasa de uno. En fin, MAFD, algún día todo cambiará, quizá dentro de 10.000 años

El Cerrajero dijo...

¡Andaluces levantaos!

y los andaluces se levantaron, echaron una meadita y se volvieron a acostar xD

P.D. Debe ser verdad que tenemos lo que nos merecemos.

Maikel dijo...

No estoy de acuerdo con el artículo. El pueblo ha pasado de todo para que la clase política reacciones de manera coherente. Nadie nos ha pedido en referéndum que votemos SÍ o NO a la elaboración de un estatuto que nadie ha pedido. Lo que se nos pide es votar SÍ o NO a un texto elaborado por la clase dirigente a su gusto. Jamás votaré en esas circunstancias. La lectura por tanto de todo esto es errónea, se mire por donde se mire. Ese texto no había que votarlo, lo lógico era la abstención. Que luego nuestros políticos andaluces interpreten lo que han interpretado es fruto de sus propios intereses, de su espíritu manipulador. El único coherente ha sido el PA, por mucho que diferamos de sus ideales, tan absurdos como rancios.
¿Un vasco votaría por la independencia o votaría por si le parece bien o mal la independencia conseguida?