martes, 10 de abril de 2007

Cuatro en una

Recientemente La Voz ha cambiado el formato de la sección en la que escribo, llamada "El mirador". A consecuencia de ello, la que antes era una columna vertical (es decir, una columna) que cubría toda la longitud de la página, ahora es una cosa horizontal a cinco columnas, siendo una de ellas ocupada por la foto del columnista. A efectos prácticos, la traducción es que la longitud se ve reducida casi a la mitad. Para celebrar mi primera columna con el nuevo formato, escribí esto, que sólo se aprecia convenientemente cuando se ve en el propio periódico:

CUATRO EN UNA


EL SÚMMUM


Los columnistas de esta sección debemos estar haciéndolo fantásticamente bien, ya que nos han premiado: antes sólo teníamos una triste columnita, y ahora tenemos cuatro, ¡y con la foto más grande! Será por aquello de “menos es más”; si seguimos mejorando, puede que lleguemos al súmmum con columnas de tan sólo una palabra, así que intentaré no mejorar mucho a partir de ahora.


MENOS ES MÁS


Menos pacto ahora es más pacto después, eso es lo que habrá pensado Sánchez al cesar a dos meses de las elecciones, qué digna, a Pacheco. ¿Jura que ella nunca re-pactará con Pacheco? También Guerra, Bono e Ibarra perjuraban que se opondrían al Estatuto catalán y, a la hora de la verdad… disciplina de partido: vendieron su alma (¿tienen?) a cambio de habichuelas. Volveremos al “asunto Sánchez” próximamente.

DISCIPLINA


Como él cree estar por encima del bien y del mal, Felipe González pasa olímpicamente de la disciplina de partido (a ver si aprenden algunos). Ha dicho que España vive “un debate político prebélico”. Estoy de acuerdo, pero el truco es que no aclara quiénes son los responsables. Los hay que se manifiestan ejemplarmente sin descolgar ni una papelera, y otros queman sedes de partidos. ¿Importa el matiz?


RESPONSABLES


Al hilo de mi anterior columna, supongo que la recordarán, no hay duda de que el ambiente político es irrespirable. Y lo malo es que el ambiente social también lo es. Puede que la culpa sea de todos, pero a mí me parece que contribuyen, y no poco, hechos como el bonito y didáctico catálogo anticristiano de Ibarra, la liberación de de Juana Chaos, la absolución de Otegui, el… ¡uy, se me acabó el espacio!
.
.
.
La Voz, Jerez, 8 de abril de 2007
.
.
.
Me he demostrado a mí mismo que no he de tener miedo a las columnas pequeñas, sobre todo porque a partir del próximo domingo mis columnas serán ¡cuatro veces más grandes de lo que han sido esta semana! --"Siempre po-si-ti-fo, nunca ne-ga-ti-fo".

8 comentarios:

mafd dijo...

Como no he visto el formato de tu nueva columna no puedo opinar con certeza acerca del acierto o error del cambio. Lo cierto es que, por lo que dices, el nuevo formato se hace, el menos en apariencia, bastante raro.

Lo que no se hace en absoluto raro, porque ya estamos acostumbrados a ella, es la inteligente y genial ironía que emana de tus comentarios, en especial del primero, "El Súmmum" y del último "Responsables". Realmente, no parece que te entusiasme el nuevo formato, ... no

Nadie dijo...

Gracias, mafd, pero creo que exageras en tus piropos. Soy sólo un aprendiz. Ayer leí una entrevista a Manuel Alcántara, y me di cuenta de que tengo muchísimo que aprender. Leo sus columnas, y aunque casi siempre me resultan "molestas" porque ideológicamente estamos muy separados, la verdad es que son muy ocurrentes y originales...¡y escribe a diario! Verdaderamente gente como él sí que son inteligentes y geniales. Yo me conformo con no ser tonto.
De todas maneras, gracias.

mafd dijo...

Precisamente con un comentario con el anterior es como demuestras esa inteligencia...

¡qué dificil es reconocer la valía en los opuestos!...¡y qué valioso para uno mismo!

maikel dijo...

Pues te ha salido bien el nuevo experimento de las mini-columnas. Has condensado bien las ideas y te han salido muy curiosas. Me gustan. Lo que no dejas claro es si es que te han pedido que escribas cuatro columnas breves o que repartas tu columna en cuatro espacios. Por lo demas, en la foto se te ve más guapetón, ¡¡no te quejes!!

E. G-Máiquez dijo...

No he visto la foto.

Me parece genial tu experimento (y acierto) con las cuatro minicolumnas. Demuestra, además, un instinto tipográfico propio del escritor de raza. Enhorabuenas.

Aunque suene a iconoclasta y a peloteo, me quedo contigo. Alcántara es molesto, no sólo por sus ideas, sino porque es una churrería de chistes. Mi reino por una broma, parece decir.

Nadie dijo...

Maikelillo, el experimento fue idea mía. Más que experimento, era una forma de protestar por un cambio que no me gustaba. De hecho, no estaba muy seguro de que no me fueran a decir desde el periódico algo así como: "Chaval, ¿qué has hecho?, esta vez te has pasado de la raya". Lógicamente, a partir de ahora las columnas seguirán siendo individuales.
En cuanto a las gracietas de Alcántara, Enrique...¡es que me hacen gracia!
Hasta que les perdí la pista cuando leer a los columnistas dejó de ser gratis en larazon.es, dos de mis favoritos eran David Gistau (ahora en El Mundo) y Tomás Cuesta. Campmany era genial, y Ussía también me gusta.
En cuanto a los de izquierdas (la verdad es que me resulta un poco triste dividir a los columnistas entre izquierdistas y el resto, pero es lo que hay), quitando Alcántara, del que ya hemos hablado, lo demás...es un páramo yermo de inteligencia y gracia, pero ¡se gustan tanto!

E. G-Máiquez dijo...

Si te hacen gracia, bien.

Nadie dijo...

Otro de izquierdas que también me gustaba era Félix Bayón, pero el pobrecito se murió hace pocos meses. También me gusta, a veces, Paco Aguilar.