jueves, 17 de enero de 2008

A López Garrido

A López Garrido le parece muy mal que Pizarro vaya en las listas del PP, y el argumento principal que esgrime es que "tiene 2.000 millones de pesetas". Bien, la pregunta surge de manera inmediata en cualquier cabeza libre del sectarismo, odio y envidia de la gente como Garrido:

¿Y qué?

8 comentarios:

keyser dijo...

Pues yo le encuentro una gran ventaja, ya que sus acciones vendrán determinadas por objetivos más importantes que el enriquecimiento propio o de terceros.

Juan Antonio, el.profe dijo...

Está claro que el que tiene mucho no va a la política a medrar ni a trincar. Ojalá todos los políticos tuvieran una experiencia tal como Pizarro, auténticos profesionales en sus ocupaciones, y no tanta caterva de políticos que no saben hacer otra cosa que... Ahora que lo pienso, ¿qué saben hacer los políticos?

Nadie dijo...

¿Mentir?, ¿robar?, ¿manipular?, ¿regatear?, ¿cerebroslavar?, ¿odiogenerar?, ¿vivirdelcuentoar?

Juan Antonio, el.profe dijo...

La pregunta retórica iba en el sentido de qué cosa buena saben hacer los políticos. No vale, por ejemplo, "echarse una siesta en el congreso de diputados (y diputadas)". A ver, ¿a alguien se le ocurre alguna? Y otra pregunta: ¿Cuáles son los méritos profesionales que avalan a nuestros políticos -ojo- de cualquier partido? ¿Cuántos hay que accedan a la política después de haber demostrado en su vida profesional, pública o privada, ser gente de valía? Estamos gobernados por políticos profesionales, que es lo mismo que decir por gestores aficionados...

Nadie dijo...

Tienes toda la razón, Juan Antonio.
En cuanto a las cosas buenas, lo único que se me ocurre es que un porcentaje (pequeño) del mundo polícito actual en España tiene principios, y está en política con vocación de servicio y sacrificio (deberían ser todos). Es más facil generalizar en lo negativo (como yo hice humorísticamente en el anterior comentario) porque es lo que se percibe a grandes rasgos. Por otro lado, el nivel cultural e intelectual de la política ha caído en picado en los últimos lustros (reflejo, quizá, de la situación general del país), y ese "sentido de estado" que antes se percibía con cierta frecuencia, parece ahora desaparecido casi por completo.
Dada la situación actual, la llegada de tecnócratas es, cuando menos, esperanzadora.

Juan Antonio, el.profe dijo...

Es verdad, parace que nos hemos dejado llevar por la generalización, que siempre genera injusticias. Totalmente de acuerdo con tu última precisión. Y ojalá algún día se regenere y refresque la clase política y acceda a ella gente más inteligente y que nos trate a los votantes con más inteligencia. Que cuando oye alguno hablar a ciertos políticos no sabe si son tontos o si es que se creen que los demás somos los tontos...

mafd dijo...

¿que qué hacen de bueno los políticos? ¿qué te parece la alcaldesa de Lizarza? ¿o los cientos de concejales anónimos que no obtienen absolutamente nada de su cargo y sólo les cuesta tiempo que roban del de su familia y dinero propio (los hay y muchos)?

En el fondo, los que salen por la televisión y "viven del cuento" no son tantos como parece.....

Juan Antonio, el.profe dijo...

Cierto, mafd, hay muchos políticos anónimos que realizan una labor encomiable. Yo me refería a los grandes dirigentes, a los que realizan "alta política", a los que nos han llevado, por ejemplo, al desastre educativo.