viernes, 4 de julio de 2008

¡Campeones!

Por fin una alegría para los españoles, tan necesitados de ellas, en el deporte rey. Porque, aunque incluso le tenga algo de manía, hay que reconocer que el fútbol mueve y conmueve las almas de la gente como ningún otro deporte. Enhorabuena a todos los aficionados, y también a los que no lo son pero se alegraron inmensamente el pasado domingo (como yo). Y lo único que engrandecería aún más el triunfo de los jugadores sería que renunciaran a los más de 200.000 euros de prima de dinero público que van a recibir cada uno de ellos por, ni más ni menos, cumplir con su deber.
¡AUPA ESPAÑA!

2 comentarios:

Javier L. dijo...

Esa prima sale de la Federación Española de fútbol, cuyos ingresos son aportaciones públicas en una parte muy pequeña.

Nadie dijo...

Gracias por la aclaración, Javier L.