martes, 5 de agosto de 2008

Los sobrevalorados hermanos Cohen

Hay cineastas que hacen una buena película (o varias), son endiosados por la crítica, y luego se dedican a vivir del cuento mientras la crítica les sigue teniendo en el pedestal, no se sabe muy bien por qué. Es el caso de los hermanos Cohen, a los que no se les recuerda una buena película desde...¿Fargo? (y estoy siendo generoso).

Luego, hay espectadores incautos que tropiezan una y otra vez con las mismas piedras, dando oportunidades repetidamente a quienes cada vez se hacen menos merecedores de ellas. Entre ellos estoy. Así, fuí a ver "El gran Lebowsky", que me pareció una gran estupidez, y luego fuí a ver "Oh, brother...", que me pareció una gran gilipollez. Ambas calificadas como obras maestras por la crítica modernita.

Pues bien, el otro día cometí el gran error de ir contra mis principios (volver a ver una película de los Cohen, volver a ver una película de Bardem), y siguiendo la nefasta recomendación de mi amigo "Little Highlander" me tragué "No es país para viejos". La suerte fue que como ya no está en el cine, la descargué de internet y no me costó el dinero pero...¿quién me paga las dos horas que tiré a la basura miserablemente?, ¿Little Highlander? Porque la peli empieza bien, sigue regular, y acaba mal. Lenta, aburrida, prometedora para luego decepcionar, sin desenlace, con un Tommy Lee Jones totalmente desaprovechado (para lo que hace, podrían haber puesto a cualquiera). Con un Bardem que sí, hace un buen papel pero...¿entre los diez mejores villanos de la historia? Y una mierda. No da mal como psicópata, pero daba mucho mejor en cualquiera de los telediarios en los que se le veía desgañitarse contra la "injusticia" hace unos años (al parecer, ya no hay injusticias, porque ni a él ni a ninguno de sus coleguis se les ha vuelto a ver). Vale, muy gracioso el aparatito con el que abre puertas y cabezas, muy chulo su peinado, pero poco más.

No es país para viejos, ni tiempo para perderlo viéndola: calificacion: 3/10 (caca de la vaca)

P.D.: Highlander, me debes 25 desayunos y una cena sushi, pero en TOKIO.

21 comentarios:

keyser dijo...

A mí me pasó eso con Woddy Allen. Vi 3 películas de él, y afortunadamente, no he vuelto a caer en la tentación.

No me cabe la menor duda de que esa crítica está comprada. No tiene ninguna otra explicación racional.

Nadie dijo...

Tengo que decirte que, si bien te entiendo porque Woody Allen tiene auténticas patatas de películas, también ha hecho auténticas joyas. Permíteme que te recomiende la divertidísima "Misterioso asesinato en Manhattan" si te quieres morir de la risa, y el glorioso falso documental "Zelig", donde quizá se haya inspirado nuestro nefando presidente del gobierno para crear su repulsivo personaje (Zelig no es repulsivo, al contrario, inspira ternura, pero la interpretación de Zp inspira todo lo contrario).

Nadie dijo...

Te pago un desayuno por cada una que veas y luego te arrepientas de haber visto.

Little Highlander dijo...

Queda confirmado que para gustos los colores.
A mi parecer te ensañas con esta película.
No entraré a valorar los motivos por los que creo eres más crítico con esta película que con otras.

Yo siguiendo tu consejo ví la jungla 4.0. Bueno, miento. Ví probablemente la mitad y acto seguido caí en un sopor que ni en brazos de morfeo.

Aún así acepto mi parte de responsabilidad, y si de verdad te pareció tan mala (si bien te advertí que el final era...rarito) acepto en compensarte con una buena sesión de suhi.

Y esta semana un desayuno garantizado, pero siempre que me consigas esos capítulos de las guerras clon.

Nadie dijo...

Vale que no te gustara la Jungla 4.0 (hay gente pa tó), pero ¿que caíste en un sopor? O llevabas 3 días sin dormir, o sufrías un severo "jet lag". No cabe otra.
¡Bruce Willis forever!

Díaz de Vivar dijo...

Vaya, pues tengo esta película en el ordenador para verla... Coincido en que los Cohen están (muy) sobrevalorados.

Con respecto a Woody Allen, es un genio a pesar de sus peñazos (que los tiene). ¿Y dónde dejas , Delitos y faltas, Hannah y sus hermanas, Delitos y faltas, La rosa púrpura de El Cairo, Manhattan, Annie Hall?.

Si queréis enteraros de cuál es la última maravilla en celuloide, visitad mi blog. He ido al cine esta tarde-noche a verla. Os la recomiendo. Ya tardáis.

Un abrazo.

Nadie dijo...

Ahora mismo voy a ver tu blog pero, antes de entrar, apuesto a que es Wall-E

in_leaves dijo...

Todavía no he visto "No es país para viejos" y a pesar de todo.....pues voy a verla, tengo curiosidad, y si tiro 2 horas de mi vida a la basura,pues no sería la primera vez. Ya te diré que me parece. La que si te puedo decir que me parece es Wall-e, acabo de venir del cine. Una película muy bien hecha, muy para críos,pero que deja ser disfrutada por mayores,ya que intenta al mismo tiempo concienciar al populacho en cuanto a lo que se avecina en un futuro no muy lejano. Está bastante bien,muy entretenida,y mira,yo me he reído, es tierna y tiene sus puntitos.Así que nada,totalmente recomendable.Una horita y media de entretenimiento,para mi gusto,asegurado.

Nadie dijo...

Mañana mismo voy a ir a verla. No puedo esperar más.

keyser dijo...

A ver, Nadie. Acabo de terminar de ver Zelig, y estoy muy cabreado contigo. Te estoy llamando para desahogarme, pero no consigo hablar contigo, así, que lo haré aquí. La peli es una M-I-E-R-D-A. Me la he tragado entera por ver si daba un giro o algo, pero no ha habido suerto. Respecto a "Hannah y sus hermanas" y "Annie Hall" son otros bodrios infumables. Lo siento chicos, pero me tengo que replantear vustro criterio.

Y por supuesto, me debes un señor desayuno, con mollete de antequera, aceite, tomate y jamón más el zumo de naranja.

keyser dijo...

Bueno, creo que no he sido justo, en verdad, no es una mierda, es un p... bodrio, una paja mental, un escupitajo a la inteligencia... estoy indignando. Y suerte que sólo dura 1 hora y 15 eternos minutos... De veras, vaya mamarracho. Por favor, los habituales que no hayáis tenido la desgracia de verla, hacedlo, y dad vuestra opinión. Aunque os advierto, hay que tener estómago pasados los primeros 5 minutos y, por supuesto, no tener remordimientos después por haber tirado al cubo de la basura, 75 minutos de tu preciosa vida.

keyser dijo...

He visto wall-e y tampoco es para tanto, ni marca un punto de inflexión en las películas de animación ni nada de eso.

Está bien (para niños) y gracias.

El único que discrepa aquí soy yo.

Nadie dijo...

No es que discrepes, es que eres el verso suelto de nuestro inteligente poema.
:)
Mollete garantizado.

Nadie dijo...

De todas formas, viendo películas como Wall-e de la manera criminal en la que las ves, no me extraña que te sea imposible valorarlas en su justa medida. En fin, hay gente pa to.

Nadie dijo...

Tiene delito gastarse una pasta en ir al cine a ver "Kung Fu Panda", y luego descargar "Wall-e" miserablemente con la mula (o similar) para verla en la pantalla del ordenador. Ej que no pué zé.

Nadie dijo...

Una película no es sólo una película, también son las condiciones en las que se ve. El ambiente, la predisposición, la tranquilidad, la comodidad, las interrupciones, la luz, el ruido, los niños, el sonido...
Una película como "Wall-e" no es un paquete de patatas fritas en la encimera de la cocina, ni sobras de comida en el frigorífico, que se comen a cualquier hora y de cualquier manera. No.
No puedes comer jamón cinco jotas con pan bimbo, aceite de girasol y zumo de bote. Verás, sí puedes, pero si luego dices que el jamón no estaba bueno, ya me dirás qué validez puede tener tu criterio.

Nadie dijo...

Por cierto, todavía tienes que ver "Misterioso asesinato en Manhattan", que quiero recuperar mi mollete.

Nadie dijo...

Hay que ver la de comentarios que está generando esta entrada; estoy encantado.

Díaz de Vivar dijo...

¿¿¡¡Qué Wall-E no es para tanto!!??. ¡¡Keyser, INSENSIBLE!! :)

Aunque, claro, si como dice Nadie, la "ves" en esas condiciones... no me extraña... Es como deleitarte con Louis Armstrong (por "tirar a mi terreno" del jazz y la BSO de Wall-E) y luego asistir a un concierto de Ramoncín, con orines al público incluídos...

Respecto a Allen, Zelig no la he visto (la he comprado hace un par de semanas, en la colección Woody Allen de El País) pero las otras que comentáis sí y no coincido con Keyser. Otra cosa es que Woody te caiga "gordo"...

Pero yo sigo pensando en Wall-E... Lo tengo puesto de fondo de pantalla en el ordenador y en el móvil (y de tono de llamada La Vie en Rose de Armstrong). Sí, sí... me ha encantado... soy un sentimental... un romántico...

keyser dijo...

díaz de vivar, no te creas todo lo que dice Nadie. Yo ve algunas pelis en mi casa, en condiciones muy buenas, y más esta, que tenía a los niños viéndola conmigo. Te puedo asegurar que las molestias fueron (seguramente) infinitamente menores que en condiciones normales en el cine.

in_leaves dijo...

Solo decir que finalmente vi "No es país para viejos",y sinceramente, puedo clasificarla dentro de esas películas que son un desperdicio de tiempo. Tengo una pequeña lucha interior entre si debería darle una segunda oportunidad y verla de nuevo, ya que cai en un sopor viéndola que me hizo estar luchando la última media hora de película para no dormirme(lo cual hizo que deseara que terminara pronto para poder acostarme en mi placentera camita),o verla esta vez a una hora donde una película tan lenta y para mi gusto...insulsa, que me permita estar lo más despierta posible y poder valorarla mejor. Casi que me decanto por no pasar por la experiencia otra vez. De veras que pensé que iba a gustarme e iba disfrutar viéndola, pero ese ritmo de película sólo se aguanta si el guión es increiblemente bueno, y sobre todo si desemboca en un final bastante más logrado que el que tiene la película. Y no me refiero a que no tenga final, hay películas que te dejan el final colgado y aún así no dejan de ser geniales, es más, te dejan con ganas de más y con ese pensamiento de "Ay! que pasará a continuación!". Pero muy tristemente en este caso no puedo decir lo mismo. También podría entrar a valorar a continuación el hecho de que Bardem se llevara el Oscar por su interpretación en este film, pero eso sería ya otra historia...