martes, 19 de agosto de 2008

Mestizaje del bueno

En los JJ.OO., en tenis de mesa, hoy:
"La española Zhu Fang pierde ante la holandesa Jie Li su encuentro de tenis de mesa femenino"

¡Qué tiempos aquellos en los que todas las españolas se llamaban Carmen o María! (Lo digo sólo como curiosidad, sin nostalgia)

5 comentarios:

mafd dijo...

Ya supongo la carga de ironía que destila el título del comentario, pero al hilo de ello, el día que veamos un caucasiano nacionalizado Keniata compitiendo en (por poner un ejemplo) salto de altura, entonces podremos hablar de verdadero mestizaje. Hasta entonces, sólo podremos hablar de colonialismo, imperialismo y nacionalización de resultados deportivos.

Nadie dijo...

¿"Caucasiano"?, muy americano, sí señor, ¿has estado de vacaciones en la tierra soñada?, porque por aquí todavía decimos, simplemente, "blanco". (Y no me puedo creer que el bueno de Mafd sucumba a la tentación de volverse políticamente correcto; es más, inmediatamente sería expulsado por el comité de ética de esta bitácora, presidido por mí, compuesto por mí, y fiscalizado por mí, je, je, je).

Por lo demás, no estoy muy de acuerdo contigo: ningún país rico obliga a ninguna persona de un país pobre a cambiar de nacionalidad. Como mucho la puede tentar, y ahí deberían estar las federaciones deportivas para impedir el mercantilismo con la nacionalidad de los deportistas, cuyo escudo del pasaporte siempre debería coincidir con el sentimiento de su corazón, y no con la divisa de su cuenta bancaria.

mafd dijo...

No, no, por Dios!, no es corrección política, es sólo que me salía de los santos cojones decir "caucasiano"...

JA, JA, JA!!!!

Respecto de las nacionalizaciones, está muy bien lo que dices, pero en realidad son esas mismas federaciones deportivas las que las fomentan para mejorar los resultados en sus respectivos deportes y con ello aparentar una buena gestión de los dirigentes.

Es decir, si este verano, en Pekín (¿porqué narices le ha dado a todo el mundo a llamarlo Beijin?) hubieran obtenido medalla los vallistas Josephine Onyia y Jackson Quiñonez: ¿habría sido un éxito del atletismo español? ¿alguien duda de que el presidente Odriozola se hubiera colgado las medallas? yo, por lo menos, no. Y, sin embargo, detras de ellos no hay nadie, salvo el pobre Felipe Vivancos (que es blanco y de la tierra).

En definitiva, que los inmigrantes se integren en nuestra sociedad, en nuestras costumbres, en nuestra cultura y, por supuesto, en nuestro deporte ¡¡claro!. Pero que se nacionalice a deportistas ya consagrados para crecer artificiosamente en el medallero, no me gusta.

Por cierto: ¿de donde habéis sacado a la "jabalinista" (¿se dice así?) Chilla. Es jerezana. Supongo que será un fruto lógico de vuestra proverbial costumbre de lanzar dardos envenenados con tanta gracia...

¡¡¡ja, ja, ja, ja!!!

Nadie dijo...

La chica es un fenómeno. Tenías que verla en persona, es pequeña y delgada, y cuando la comparas con esos monstruos que hay por ahí, no te imaginas cómo puede lanzar tanto.
Yo la conozco de vista y de saludarla, parece buena gente. A su entrenador, Pepe Vega, sí que lo conozco de toda la vida porque estábamos en el mismo club, así que me alegro doblemente de los éxitos de Mercedes Chilla.

mafd dijo...

Pues nada, nada; cuidarla bien, que falta nos hace...