jueves, 14 de junio de 2007

Ciudadanos libres

No sólo somos ciudadanos, señor Zp y acólitos, sino que somos, queremos ser, lucharemos por ser, ciudadanos LIBRES.
No importa cuánto empeño pongan en borrar nuestras mentes y derretir nuestros sentidos (sobre todo el común): siempre habrá una resistencia lo suficientemente poderosa como para evitar que usted y cuantos persigan sus mismos objetivos los alcancen.
Como todos los cobardes, atacan siempre a quien menos puede defenderse, y su objetivo ahora son nuestros tiernos y manipulables retoños, pequeños hombrecitos con un cerebro en blanco que ustedes codician para escribir en ellos sus torcidos renglones de excremento moral.
No lo lograrán, no. Somos muchos los padres cuyos cadáveres tendrán que pisar antes de conseguirlo.

Para aquellos de esos padres con las ideas claras, pero con las opciones confusas, aquí va una gran ayuda:

¡VIVA LA LIBERTAD!

22 comentarios:

mafd dijo...

¡Buen enlace!, ¡sí, señor!. Yo de momento ya me he descargado el impreso para objetar y lo voy a estudiar con mi pareja para presentarlo en el colegio de nuestras niñas.. ¡ a ver qué pasa!

kaiser dijo...

¿Te creerás que he entrado en la bitácora para colgar esto mismo?

mafd dijo...

De todas formas, nosotros vamos a valorar en primer lugar cuales van a ser definitivamente los contenidos en Madrid, porque sabeis que las Comunidades tienen un margen para adaptar los contenidos en cada una de ellas (dentro de un límite) y si nos convence no objetaremos. Ello supondría (en el mejor de los casos) "marcar" de una determinada manera a las crías y, a esas edades, no creo que sea lo mejor para ellas.

No sé si allí, en Andalucía, se plantea la posibilidad de "suavizar" determinados temas, sobre todo lo concreniente al laicismo y a las distintas tendencias sexuales (que es en lo que, al parecer, va a hacer más énfasis Esperanza Aguirre), pero mucho me temo que no. A vosotros os va a caer la EplC con todo su peso....

mafd dijo...

No se si se ha entendido correctamente mi comentario anterior: es decir, si por nosotros fuera, la objeción estaría formulada ya mismo. El problema es la incidencia que pueda tener esa objeción en el expediente académico de nuestras hijas, el riesgo que pueden correr de ser objeto de algún tipo de represalias por parte del Ministerio.

Si intuyeramos que algo así pudiera ocurrir, supongo que acabaríamos optando por cursar dicha asignatura y tener una especial vigilancia para "filtrar" lo que el la clase les contaran (en fin, nada del otro mundo, por otra parte, porque eso es algo que, en todo caso, vamos a tener que hacer en cuanto empiecen a dar Historia de España...)

Nadie dijo...

Mafd, se te entiende perfectamente. Suerte tienes de estar en un lugar no totalmente dominado por los socialistas. En Andalucía, como dices, nada nos librará de "gozar" del adoctrinamiento en su totalidad.
A mí aún me queda algo lejos que me afecte en lo personal, así que ya veré cómo va la cosa y obraré en consecuencia. En el peor de los casos, tocará descoser por las noches las puntadas que los dictadores progres den por el día. No importa, soy un enamorado de La Odisea y de Penélope (la de Odiseo y Telémaco, no la de Almodóvar).


Kaiser, no me creo que hayas entrado en la bitácora para colgar esto mismo. Me parece que eres un oportunista sin argumentos, además de un copión... :) :) :)

maikel dijo...

Como profesor diré algo:
Se preguntan en el foro de la familia lo siguiente. ¿Por qué objetar? Estas son sus razones:

"Porque la asignatura Educación para la Ciudadanía, conforme a los borradores de contenidos elaborados por el MEC, introduce materias como las referentes a modelos de familias y matrimonio, orientación afectivo-sexual y otras propias de la ideología de género que afectan directamente a la formación moral de los alumnos que solo corresponde a los padres, no a los centros educativos, tal como reconoce el artículo 27.3 de la Constitución Española. A través de esta nueva asignatura, se pretende así educar a los alumnos en la peculiar ideología sobre la sexualidad, el matrimonio y la familia de los actuales gobernantes y en contra de la conciencia de muchísimos padres y madres españoles."

No estoy de acuerdo con esta postura. He ojeado varios libros de esta materia que ya nos han llegado al Centro y no hay nada escandaloso. Es muy similar a la asignatura de 4º ESO que lleva en las aulas desde que se implantó la LOGSE y que se llama Educación Moral y Ética. Si comparamos los contenidos de una y otra asignatura, la organización del material escolar de todos estos, vemos que es prácticamente similar, con algunos añadidos. No veo grave que en un libro como el de Educación para la Cuidadanía se elogie el papel de la familia tradicional y luego, en un breve apartado se diga que hoy en día existen otros tipos de familia, como las monoparentales o del mismo sexo. Es una realidad que está ahí y punto.
El problema desde mi punto de vista no radica en esa supuesta moralización progre que no es tal, sino en que es una asignatura absurda, que no tiene por qué rellenar espacio en el currículum de nuestro sistema educativo. En 3º de ESO esa hora se puede convertir o diluir en eje transversal para el resto de asignaturas y aprovechar el hueco para más matemáticas o lengua.
Todo lo demás es puro politiqueo. En la escuelas no se va a dogmatizar de ninguna manera. Ya os digo, el PP consintió como obligatoria en 4º ESO la Ética, que era similar. SE puede debatir mucho más y ampliar esta observación pero no tengo más tiempo por hoy. Y por favor, no se me rasguen las vestiduras ni se me radicalizen.

Nadie dijo...

El virus del adoctrimamiento se va inoculando poco a poco, querido Maikel. Se empieza flojito, y se va cogiendo carrerilla como si fuera una cuesta abajo.
No nos rasgamos las vestiduras ni nos radicalizamos, pero cuando llegue el momento lo miraremos todo con lupa para evitar cualquier tipo de injerencia estatal en terrenos que deben escapar a su ámbito de acción.
Y, en cualquier caso, ante una imposición ministerial "por cojones", nos asiste el derecho de negarnos "por cojones", porque esta gente habla mucho de talante y de consenso, pero en este asunto (como en casi todos, a decir verdad), lo que han destilado es justo lo contrario.

mafd dijo...

Estoy de acuerdo con Nadie.

Efectivamente, puede que el "adoctrinamiento" no sea de gran calado, pero hay determinados aspectos ante los cuales una mínima renuncia es ya irrecuperable.

A eso hay que añadir que, mientras que en determinadas materias (como es precisamente la Educación o la Justicia, etc.) los Gobiernos de Aznar buscaron en todo momento durante 8 años el consenso con el principal partido de la oposición, el gobierno del "talantoso" ZP únicamente se pone de acuerdo consigo mismo (lo cual ya de por sí debe ser todo un logro), y en menos de 3 años nos casca esta reforma educativa 1que cuenta con gran oposición en amplios sectores del estamento educativo (padres, alumnado y profesorado).

Por ello (como dice Nadie), no creo que oponerse frontalmente a la EpC sea radicalizarse, sino hacer uso de los derechos que tenemos.

kaiser dijo...

Estimado Maikel:

Si no recuerdo mal, corrígeme si me equivoco, tú trabajas en un colegio de curas. Y los libros y demás material didáctico lo escogerán entre lo que las editoriales pongan a su disposición, de forma que se adapte lo mejor posible a sus línea educativa o, en el peor de los casos, que menos se aleje de ésta.

En cualquier caso, lo que emana del Ministerio es pura basura intelectual. Por tus comentarios, no creo que leyeses un "post" que colgué no hace mucho. Lo pego aquí para ilustrar lo que nuestro queridísimo gobierno quiere hacer con nuestros hijos. Ni Stalin, oiga.

GUÍA OFICIAL DE RECURSOS DIDÁCTICOS PARA PADRES Y MAESTROS

El Ministerio de Educación ha publicado una Guí­a de Recursos para profesores de Educación para la Ciudadanía (EpC) en la que se orienta sobre cómo educar en el goce de la homosexualidad. El Gobierno recomienda a los profesores la lectura en clase de libros como "Alí­ Babá y los 40 maricones", del dibujante Nazario, la guía gay con artí­sticas fotografí­as "Safer Sexy", o el pase del ví­deo "Guí­a gay para el sexo seguro", producido en Londres. Bajo el tí­tulo "Educar en Valores", el Ministerio indica a padres y maestros un enfoque de la asignatura que acepta la eutanasia o que, en el tema de la paz, compara el "posible error" de la Transición española con las leyes de punto final de las "perdonadas dictaduras" de América Latina.

La implantación de Educación para la Ciudadaní­a (EpC) ya cuenta con una guí­a didáctica oficial del Ministerio de Educación.

Publicada en su web, "Educar en Valores" ofrece a los profesores "recursos documentales", orientaciones y enfoques didácticos que abarcan el í­ndice de contenidos de EpC.

"Educación para la Paz" sobre el pacifismo, "La eutanasia" sobre el derecho a morir dignamente, "Somos iguales, somos diferentes" sobre la homosexualidad y el multiculturalismo, "Viaje a la esperanza" sobre la inmigración" o "Educación para el Ocio", son algunos de los epí­grafes que ordenan el material de orientación a profesores y padres elaborado por el Gobierno.

Al tratar la homosexualidad, el Ministerio hace suya una guí­a didáctica del Comité Español de la Campaña Europea de la Juventud contra el Racismo, la Xenofobia, el Antisemitismo y la Intolerancia.

Entre otros recursos didácticos, el Ministerio recomienda a los profesores que programen en clase la lectura de "Alí­ Baba y los 40 maricones", "un divertido cómic con las diferentes peripecias de la vida cotidiana que les suceden a los inquilinos de una casa, en su mayoría gays, en la Barcelona actual. Una de las mejores obras del famoso dibujante Nazario", según se explica en la Guí­a difundida por el Gobierno.

Se aconseja a padres y maestros, además, que vean junto a los niños documentales como la "Guía gay para el sexo seguro", de producción británica, u "Homosexualidad: la libertad de amar", de TVE.

También se incluye como material didácticamente relevante "Safer Sexy. The Guide to gay", una "guí­a gay con artísticas fotografías sobre sexo seguro".

En el capí­tulo Educación para la paz, dedicado al pacifismo, el Ministerio de Educación sostiene que "la única paz posible siempre surge cuando no hay vencedores ni vencidos" y que "las relaciones humanas gozosas" sólo pueden darse en condiciones de igualdad, justicia social, libertad y respeto a la diversidad, condiciones para "compartir un mundo más divertido, más heterogéneo y menos uniformado o aburrido".

El Gobierno considera que "sólo las desigualdades" pueden llegar a justificar "respuestas desesperadas y violentas de rebelión ante la iniquidad" y recuerda que "al menos dos tercios de la población humana (para ser optimistas) aún no han conseguido suficientes niveles de libertad e igualdad". Es su desigualdad y no el terrorismo o el fanatismo religioso, por ejemplo“ lo que, a juicio del Ministerio de Educación, pone "en permanente peligro" la paz "aparente" de la que disfruta el otro tercio de la población.

La Guía didáctica del ministerio critica la Transición democrática española por su acuerdo de "olvido" de la dictadura. A juicio del Gobierno, "a veces es preferible la ruptura, aunque sea dolorosa, que las componendas a medias".

La Guí­a de EpC del Ministerio sostiene que "no existen puntos finales, perdones generales, olvidos masivos y voluntarios, ni transiciones ejemplares, si lo injusto permanece o no ha sido reconocido y exculpado, único camino de la verdadera conciliación. Y postergar la resolución de estas situaciones (acto de contricción y propósito de enmienda, previo a la absolución, como cualquier otra falta o pecado) se termina pagando a un precio exageradamente alto en términos de pacificación y convivencia".

El Gobierno socialista compara "los ejemplos de América Latina y sus perdonadas dictaduras" con "nuestra propia realidad social, en la que siempre se airea el posible error del consenso político frente a la ruptura social como una duda que envenena y empaña la transición de la dictadura a la democracia".

Podéis entrar aquí

http://www.cnice.mecd.es/padres/educar_valores

ENTRANDO EN ESTA DIRECCION, QUE ES DEL MINISTERIO DE EDUCACION Y CIENCIA como se puede apreciar por el logo que aparece arriba a la izquierda; ACCEDEIS A LA SECCION EDUCAR EN VALORES: AHI PODEIS VER UNA LISTA CON DISTINTOS TEMAS QUE OS HE AVANZADO. POR EJEMPLO, PINCHANDO EN SOMOS IGUALES, SOMOS DIFERENTES, DESPUÉS EN HOMOFOBIA Y
POR ULTIMO EN MATERIAL DIDACTICO Y AHI APARECE:

Literatura
ALI BABA Y LOS 40 MARICONES
Nazario
Barcelona: La Cópula, 1993 (Vibora Comix)

EN DICHO LIBRO SE APRECIA, ADEMÁS DE HOMOSEXUALIDAD TAMBIEN ALGO DE ZOOFILIA, Y DA UN CONSEJO MUY BUENOS PARA LOS NINOS:

"... que hemos venido aquí­ a pasar dos dias, que cuantos más polvos mejor.."

LO DICHO TODO UN EJEMPLO DEL TODO VALE Y TOTALMENTE EN CONSONANCIA CON LOS VALORES QUE EL PSOE PRETENDE DIFUNDIR. NI QUE DECIR TIENE QUE ES ALTAMENTE RECOMENDABLE PARA LA LECTURA NOCTURNA; JUSTO ANTES DE QUE LOS NINOS SE VAYAN A LA CAMA; YA ESTA BIEN DEL ROLLO DE LOS ANTIGUOS CUENTOS QUE SOLO DIFUNDEN VALORES IMPERIALISTAS, CAPITALISTAS Y CONSUMISTAS.

Esto, querido Maikel, es la basura que pretenden inocular en los cerebros aún no desarrollados de nuestros hijos. Espero, por el bien de todos, que lo que finalmente les llegue en clase no tenga mucho que ver con esto. Pero la perversidad de la intención está fuera de toda duda. Ya digo, ni Stalin...

agarenos dijo...

Ya veo el tipo de educacion que quereis dar a vuestros hijos: imagenes de cadaveres de padres porque se quiere enseñar a los escolares a ser educados y civilizados. A aceptar que hay gente diversa en el mundo. A aceptar que hay gente que vive sin necesidad de Dios, y otras que tienen que matar, o morir para exista Dios. ¿Esto último tiene más valor que la vida humana?.

Por cieto, debería influir en el expediente academico, por supuesto.

agarenos dijo...

Y acabo de leer la tesis del adoctrinamiento. Es lamentable. No se puede consentir un "adoctrinamiento" en valores ciudadanos, pero no abris vuestra beata boca para denunciar las décadas de adoctrinamiento judeo-cristiano, del miedo al sexo, de la actitud de resignación en la pobreza, de la discriminación femenina, de eso no habláis, pero os rasgáis las vestiduras llamados por vuestros sotanas. Dais pena, de verdad.

Desde aqui pido que se acabe la concertación en los colegios donde se objete.

mafd dijo...

Agarenos:

No sé si eres únicamente un pobre agitador demagogo, de los muchos que abundan en vuestra tradicional cultura "progre", o es que realmente te crees tus argumentos, pero para poder responder fielmente al perfil de progresista libertario te faltan algunas alusiones a la "leyenda negra" y al malolor corporal de Isabel la Católica..

..por poner un ejemplo.

mafd dijo...

agarenos (2):

Busca en cualquiera de mis comentarios uno sólo en el que justifique, solicite, reclame o estime conveniente la educación religiosa (no sólo católica) obligatoria para nuestros hijos

... ¡uno sólo es suficiente! (tienes donde escoger)

... busca, busca

mafd dijo...

agarenos (y 3):

¡ah!, se me olvidaba.. Para ser ya perfectamente correcto en tu argumentario progre estás olvidando utilizar el "niños y niñas", "padres y madres" y ... "Dios y Diosa"

.. ¡HOMBRE!, ¡QUE NO SE DIGA QUE ERES UN MACHISTA!, ¡POR FAVOR!

kaiser dijo...

agarenos:

No termino de entenderte. Aquí, nadie (ni Nadie) ha dicho nada de todo eso que citas en tus comentarios. Se ve que eres de la secta de Polanco, y lo llevas grabado a fuego. Sólo criticamos que pretendan adoctrinar a nuestros hijos (en lo que sea).

Para tu información, te diré que soy ateo, que no creo en ningún dios ni en ninguna iglesia, ni en la vida después de la muerte ni en nada parecido. Pero respeto a los que así piensan, y a los que piensan de otra manera. Pero ese no es el tema que estamos tratando aquí (aunque bastaría con que alguno quiera debatir sobre eso para que se haga).

Como puedes leer en la cabecera de este blog, "este es un lugar donde no damos a cada uno lo suyo, según nuestros principios, que son el sentido común, la visión liberal de la vida y la política, el conservadurismo respecto a lo que merece ser conservado (España, por ejemplo), y el enfrentamiento con los enemigos de la humanidad (comunismo, socialismo...)... Soy libre de poner lo que quiera. Sed libres de poner lo que queráis".

Ya ves que sencillo. Puedes leer lo que ponemos y argumentar en contra todo cuanto quieras. Decir la burrada más grande no te dará la razón.

kaiser dijo...

Errata: donde puse "este es un lugar donde no damos..." quise poner, obviamente "este es un lugar donde damos..."

Sorry.

maikel dijo...

Querido Kaiser,

cada vez que supones cosas sobre mí te equivocas. Mi colegio no es de curas, es de monjas, pero no creas que eso influye en los contenidos de los libros, eh? Aquí nos han llegado de todas las editoriales posibles y todos son lo mismo, es decir, nada de basura ni de adoctrinamiento. Estáis equivocados queridos blogeros, muy equivocados. Efectivamente, esta bitácora cada vez tiene menos de liberal y más de conservadora.
Te explico kaiser y el resto: en las aulas de Secundaria existe una hora de tutoría en la que ya se tratan valores como la familia, la sexualidad desde un punto de vista lo más objetivo posible. claro que cada profesor deja su impronta y eso es algo contra lo que no se puede luchar. Es más, es lo positivo. En muchas clases he tenido debates con mis alumnos sobre numerosos temas que dejan bien claro cuál es la posición que cada uno tiene dentro del ámbito familiar. Eso es muy enriquecedor y necesario. Otro elemento de las clases en general son los temas transversales, es decir, si en lengua estoy dando una lección sobre los tipos de discurso, por ejemplo la narración, y leemos un fragmento de El Quijote, siempre debemos tratar los valores que se desprenden del texto, los que sean, hasta la posible homosexualidad de Sancho y su burro (zoofilia?). Eso en todas las asignaturas, hasta con los enunciados de los problemas de mátemáticas. Y esto se ha venido dando siempre y nadie se lleva las manos a la cabeza. A clase vienen profesionales de distintas disciplinas a hablarnos de sexo, drogas y rock and roll y en las clases de Vida moral y ética de 4º de ESO, se estudia o debate sobre temas morales en general, similares a los que Epc propone.
Yo ya he dicho que esta asignatura es innecesaria porque los temas que abordan ya se tratan en clase de distinta forma y mejor aprovechar para ampliar la lengua, las matemáticas o el inglés, pero si el ministerio cree que debe incluirse, se incluirá y no veo por qué oponerse de la manera que algunos se oponen.
Esto de la objeción parte del foro de la familia, de clara ideología conservadora y católica y se le está dando impulso desde medios como la COPE, lo que es comprensible. Pero lo siento, aquí no se va a adoctrinar ni lavar la cabeza a ningún alumno. Los temas se darán de manera objetiva y dentro del debate y si se tiene que leer el cómic Alí Babá y los 40 maricones, por qué no lo vamos a leer? No veo nada de malo en ello. Pero kaiser, te digo una cosa de ese largo post que colgaste, la información es interesada, yo ya había entrado en la página del MEC donde se abordan la educación en valores y demás y las recomendaciones que extraes están sacadas con la peor intención. ¿No leen nuestros alumnos El Jueves? ¿No ven películas violentas y con contenido sexual? La misión de padres y profesores es orientarles, no prohibirles a que las vean, pero sí a que aprecien lo bueno o malo que encierran todos esos contenidos. Epc es una asignatura quizás innecesaria, pero repito, lo que se pretende es darle forma a algo que ya existe en clase desde hace décadas en forma de temas transversales. Porque aquí creo que ninguno es profesor ni se ha leído los libros de Epc. En clase los alumnos te preguntan, te plantean sus dudas y sus opiniones y os aseguro que el tema de las bodas homosexuales, por ejemplo, lo he tratado en clase ante una pregunta de un alumno. Todo desde la objetividad y el respeto a los homosexuales y a los alumnos. Os sorprendería ver y oír lo que dicen en clase algunos, no por escandaloso sino por moderado y coherente.
Os lo dice un profesor nada conservador desde un colegio de monjas para nada conservador.

maikel dijo...

Y os recuerdo porque alguno no tendrá ni idea, la EPc se dará en 3º de ESO, no en Primaria, y será una hora a la semana. En Secundaria los alumnos ya razonan de otra manera y comienzan a sacar sus propias conclusiones sobre distintos temas morales y generales. Habrá que exponerles lo que hoy día se viven en la calle, ¿o no es una realidad que la familia tradicional, mayoritaria, convive con familias monoparentales y parejas de hecho heterosexuales y homosexuales? Exponer esa realidad y tratar de comprenderla es adoctrinar?? ¿sabíais que en 4º de ESO se trata el relativismo moral en un tema de la asignatura de Ética? Y sí, se explica en qué consiste y quiénes lo apoyan, y de verdad, lo que dicen los alumnos sobre el tema es fantástico. Cambiad el chip, queridos conservadores, queridos seguidores de Edmund Burke...

mafd dijo...

Querido Maikel:

no se si me incluyes en tu referida "cueva de conservadores" y debo de cambiar yo también el chip. Francamente, no osaría yo decirte a tí qué cosas deberías hacer o qué otras cosas deberías dejar de hacer. Creo que he dado muestras bastante numerosas de la tolerancia y ausencia de dogmatismo en los comentarios que habitualmente publico, pero, ¡en fin! ¿qué se le va a hacer?, estoy muy habituado a ser tachado de dogmático y reaccionario cuando no se sabe confrontar razonamientos (no es tu caso, desde luego, pero no lo esperaba de tí).

No obstante, en mi caso (y digo bien, es decir, para mí, personalmente, subjetivamente...) el problema no es con qué se dogmatice, sino el hecho en sí mismo de la dogmatización; es decir, la responsabilidad de la formación en unos valores implica necesariamente la elección de esa escala de valores y, por lo tanto, ello es competencia única de los padres.

Lo digo claramente, para que se me entienda: en el colegio los niños deben ir a aprender, no a que los eduquen. Los profesores no deben ser formadores o "educadores". No. A mis hijos los educamos los padres y, en su caso, nos equivocaremos nosotros y nosotros seremos los responsables de ello..

mafd dijo...

El comentario anterior lo he hecho en primera persona, porque así es como pienso yo como individuo, pero ello no me hace, en absoluto, apartarme de Nadie o Kaiser y compartir con ellos lo injusto de tu acusación de radicalidad. Es decir, en lo básico estoy plenamente de acuerdo con ellos..

Y yo sí soy creyente... (y practicante)

kaiser dijo...

Querido Maikel:

Me alegra saber que en tu colegio de monjas es todo tan razonable, lógico, natural y progre. Pero, entonces, no entiendo qué es lo que se pretende desde el Ministerio: ¿Provocar, herir, insultar? Sinceramente, ¿crees que en todos los colegios se va a impartir esta asignatura desde la moderación, el respeto y la ausencia de adoctrinamiento? Permíteme que lo dude mucho.

Yo siempre me he considerado un defensor a ultranza de la enseñanza pública, en ella aprendí y en ella aprenden hoy mis hijos. Pero ZP está haciendo grandes esfuerzos para que mis hijos terminen estudiando en un colegio privado y religioso.

Ver para creer.

El Zorro dijo...

¿Es que no tenéis sangre en las venas? (Reproche para católicos.)
José Javier Esparza


Es por lo de la Educación para la Ciudadanía, claro. ¿Por qué iba a ser, si no? Es el mayor atentado que se ha tramado en decenios contra la autonomía moral de la gente. Es la mayor intromisión imaginable en la libertad de verdad, que es la libertad interior. Y sin embargo, aquí apenas se mueven cuatro gatos. La prensa disidente hace circular titulares de impacto: “Ya hay 3.500 objetores en el mes de junio”. Gran cosa, ¿eh? Tres mil quinientos en todo el país. En un vagón del Metro caben doscientas personas. Echad la cuenta. Es verdad que en las Termópilas bastaron trescientos. Pero esto es otra cosa. Esto es peor.

¿Dónde os habéis metido? ¿Debajo de las piedras? ¿Es que nadie os ha explicado lo que os estáis jugando? ¿O es que no lo queréis ver –para no fatigaros, tal vez, o para no meteros “en líos”?

A vuestros hijos van a enseñarles que nada es verdad ni mentira, sino que todo depende del color con que se mira –y que ese color, mayormente, tira a bermellón. Van a enseñarles que no existe una forma recta de ser y de estar, sino que todas valen lo mismo –es decir que lo malo es bueno, porque lo bueno no es tal. Van a enseñarles que ETA es un grupo vasco armado que fue torturado alevosamente por la democracia española. Van a enseñarles que la guerra civil no ha terminado y que la reconciliación fue un error, porque no hizo justicia. Van a enseñarles que papá y mamá son conceptos vacíos e intercambiables por otros. Van a enseñarles todo eso, no con materiales teóricos mínimamente contrastables, sino con una buena porción de bazofia que, por otro lado, jamás fue escrita para educar a nadie, sino, deliberadamente, para todo lo contrario. Y lo más importante: os están diciendo, no a vuestros hijos, sino a vosotros, que la formación moral de los críos ya no es cosa vuestra, sino que ahora el Estado se hace cargo. Y vosotros, a descansar. Mamá-Estado se ocupa. Qué bien.

Aquí hay dos cosas atroces. Una: que el Estado invada la competencia de la familia en el ámbito moral, extirpe la libertad de educar conforme a los propios principios e imponga a las personas una determinada concepción de las cosas. Esto es algo que sólo cabe en una democracia corrompida, cuando una clase política aupada al poder se atribuye una potestad que nadie le ha concedido. Es también curioso que el Estado venga a clavarnos esta zarpa justo cuando más debilitado está: el Estado ya apenas nos protege, ha dejado de dominar su propia moneda, ha subordinado la Defensa a grandes organizaciones internacionales, las empresas han de recurrir a guardias privados porque la policía no basta, los ciudadanos han de pagarse la sanidad por su cuenta si quieren ser bien atendidos, hemos de suscribir planes de pensiones con los bancos porque la jubilación no nos llegará… Y es este Estado, decrépito e impotente, el que se permite ahora secuestrar la soberanía moral de las personas singulares. Repito: no de la Iglesia, ni de la Conferencia Episcopal ni del PP, sino la soberanía moral de las personas singulares, de la gente de la calle, tu soberanía y la mía.

La segunda cosa atroz es esta otra: la invasión del espacio moral viene bajo las banderas de una visión absolutamente sectaria de las cosas, una visión que se ha construido en el último cuarto de siglo bajo los escombros de dogmas ideológicos derrumbados, una visión expresamente contraria a la cultura mayoritaria de la sociedad, a los fundamentos tradicionales de nuestra civilización, a los principios objetivos de lo que centenares de generaciones de europeos han considerado natural. No estamos ante un movimiento de “progreso”; estamos ante un movimiento de simple inversión. El propósito de los invasores no es otro que darle la vuelta a todo. ¿Y pueden hacerlo? Moralmente, no. Pero si nadie se opone, ¿por qué no? Y aquí es donde se echa de menos un poco más de nervio ciudadano.

Por ahí, en la plaza, uno oye de todo. Que si no llegará la sangre al río. Que si ya lo arreglarán las comunidades autónomas. Que si no será tan fiero el león como lo pintan. Que si, después de todo, sólo es una asignatura, que dejará tan poca huella en los alumnos como las demás (¿?). Que, al fin y al cabo, eso que se enseña en Educación para la Ciudadanía es lo que se ve en la calle, y que los niños tienen que ir haciéndose a esas cosas. Excusas de mal pagador. Sobre todo, excusas ciegas, expedientes para escurrir el bulto y no querer afrontar lo esencial, a saber: que no se trata de que se enseñe tal o cual cosa, sino de que pretenden robarnos una porción importantísima de libertad personal.

Es la libertad

Veréis: uno puede tolerar que el mundo sea una cueva de ladrones, que la televisión se haya convertido en territorio canalla, que los políticos abusen de las esperanzas de la gente (y los banqueros, de sus ilusiones), que los periódicos y la publicidad impongan una forma de ser y pensar decididamente absurda… Uno puede soportar todo eso porque, al fin y al cabo, ante la avalancha siempre es posible clavarse en la puerta de casa, coger el hacha y gritar “no pasarán”. Pero lo que uno no puede tolerar es que cojan a tus hijos y les laven el coco al progresista modo. Por ahí no se puede pasar. Porque se trata de vuestros hijos. Y sin embargo, hermanos, lo estáis tolerando. ¿Qué os pasa? ¿Es que no tenéis sangre en las venas?

A los medios de la derecha religiosa, que admiran el ejemplo norteamericano, les gusta entregarse a ensoñaciones de regeneración, incluso de cruzada. Sueño vano. ¿Sabéis por qué en las sociedades con mayoría católica es impensable, hoy por hoy, un proceso semejante al norteamericano? Porque en los Estados Unidos la mayoría religiosa avanza sobre la base de asociaciones civiles, grupos de ciudadanos, comunidades con una voluntad de presencia política y social; pero aquí, en la Europa cristiana, y más especialmente católica, sólo una minoría exigua de ciudadanos actúa en la sociedad como creyente, el tejido asociativo civil es mínimo o inexistente, su capacidad de presencia social y política es reducidísima, muchos creyentes tienen alergia a la política o carecen de formación, la inmensa mayoría de los ciudadanos opta por la pasividad pública y prefiere delegarlo todo –en parte por tradición, en parte por pereza- en las espaldas de la jerarquía. “Los obispos sabrán qué hay que hacer” es una frase extraordinariamente socorrida. Y los obispos lo saben, claro que sí, pero el problema es que no son ellos quienes pueden hacer, sino los ciudadanos, las personas, y para eso hace falta un grado de compromiso que se diría completamente inalcanzable.

Por supuesto: este reproche va dirigido a unos católicos que parecen haber perdido por completo el sentido de la libertad personal, pero al menos aquí, entre la grey de los fieles, ha habido voces dispuestas a jugarse el pecho. Mucho peor es la situación ahí fuera, en la llamada “sociedad”, donde una muchedumbre infinita de almas grises se muestra dispuesta a tragarlo todo con tal de no someter a agitación su adiposa conciencia. La reacción de los católicos ante la asignatura de Educación para la Ciudadanía es tibia hasta la depresión, pero la actitud general de la sociedad es indiferente hasta la náusea. Hemos llegado a un punto tal de sumisión –al sistema, al dinero, a la comodidad burguesa, a lo “políticamente correcto”- que cuesta un mundo hacer ver a la gente que lo que está en juego es su libertad. Esa es la imagen del tirano de nuestro tiempo: ya no un déspota que te roba la cartera mientras te amenaza con la porra, sino un simpático cacicón que, mientras te rasca la barriga, te roba el alma. Y tú aún vas y te ríes.

Hay que presentar la objeción de conciencia contra esta asignatura. Es vital. Habría que hacerlo incluso si uno estuviera de acuerdo con los planteamientos doctrinales del Gobierno, porque ni siquiera en ese caso estaría justificado que el Estado se arrogue el derecho a imponerlos por ley. Jünger decía en alguna parte que la verdadera libertad es la que reside en el propio pecho. Esta gente nos quiere abrir el pecho y sacarnos la libertad como se sacaba el corazón en los viejos sacrificios humanos. No. No pasarán. Objeta. Mañana. Ya.