domingo, 22 de julio de 2007

Descanse en paz

Ha muerto Polanco, tras una larga enfermedad (cáncer).
España también es víctima de una larga enfermedad pero, aunque quizá acabe de la misma manera, es posible que su salud mejore levemente a partir de ahora.
Viendo quiénes lloran y se tiran de los pelos (Zapatero, de la Vega, Gallardón, Solbes...), nos podremos hacer una idea de la importancia del que se ha ido. En cualquier caso, espero que la paz haya llegado para él, y espero que algo de paz haya llegado asímismo para los que aquí quedamos.

3 comentarios:

CrazyHorse dijo...

¿Mandarían Felipe y Zapatero telegramas de condolencia con tanta rapidez como han hecho Aznar y Rajoy en el caso de que el personaje en cuestión fuera, pongamos por caso, Pedrojota?

Me parece muy bien lo de respetar a los muertos. Pero que nadie se olvide de que el que se ha ido, en el caso que nos ocupa, es un personaje que ha trabajado toda su vida para intentar un monopolio; que ha sembrado odio y rencor hacia los que no comparten sus ideas (básicamente, enriquecerse a costa de lo que sea); que ha impuesto su santa voluntad en este país (¿puedo decir "España"?), pasándose la ley por el forro de sus santos piiiii; que ha jugado sucio; que ha comprado jueces y se ha quitado de encima a los que podían hacerle pupa... Un hombre que ha contribuído, desde su poderosa plataforma de medios, a hacer la convivencia entre ideas cada día un poco más difícil.

Descanse en paz. Sobre todo, que descanse.

(Yo anoche no pude evitar brindar por los mejores tiempos que se avecinan, y por pedir que se confirme mi intuición de que la sucesión no está tan bien pensada como parece...)

Nadie dijo...

Normalmente, cuando muere un emperador sin un heredero que lo suceda de inmediato con el 100% del poder, el imperio tiende a desintegrarse por la avaricia de las hienas. A los cadáveres no se les respeta, y si el imperio de Polanco se desvanece, o al menos mengua su "omnipoder", serán buenas noticias para todo aquél que tenga el más mínimo afecto por conceptos como libertad, convivencia, España, independencia...

mafd dijo...

¿porqué narices hay que sentir que se haya muerto semejante personaje?. To no me alegro por ello, pero por supuesto que no me parece que sea como para estar mug apenado.

No se qué demonios pintaban Rajoy y Zaplana en su funeral. Pero ¿os fijásteis en el entierro?, ¡¡Si parecía una escena sacada de "El Padrino"!!, un puñado de matones con gafas negras rodeando el hoyo.

¡Adios, señor Polanco!, sinceramente me da igual si descansa en paz o, simplemente, si descansa. Y no me enorgullezco al decirlo, pero no puedo por menos que ser honesto al hacerlo.