martes, 24 de julio de 2007

¿Quién conducía la grúa?


Ya hemos averiguado qué pasó en el último G.P. de fórmula 1: el padre de Hamilton conducía la grúa que lo sacó de la grava y lo puso a competir de nuevo. No hay otra explicación: ¿cinco coches fuera de la pista y sólo cogen a uno?

Desde luego, extraño es. Quizas sea legal pero... lo que está clarísimo es que no es seguro. Tanto rollo con la seguridad y permiten que una grúa levante un coche cargado de combustible, con un piloto dentro y que lo ponga de nuevo en la pista cuando el resto de coches sigue compitiendo. Otro coche se salió en el mismo punto y tocó levemente la grúa. ¿Y si hubiese colisionado a mayor velocidad? ¿Y si se hubiese incendiado con el piloto allí colgado?

Esta situación es de locos, y Bernie and Company hacen gala de una hipocresía galopante. Me indignó aquella vez que Alonso se batía el cobre son Schumi y se quedó varado en la gravilla, encarando la pista, y las asistencias, en lugar de empujarle, le obligaron a bajarse del coche. Sólo necesitaba un leve empujoncito que nunca llegó...

Pero en esta ocasión ha sido una ayuda tan descarada, que la que se prestaban desde la FIA y la FOA a Schumi parece que pierde importancia.

Lo dicho: una verguenza que sólo se entendería si sucediese en Expaña...

7 comentarios:

Kaiser dijo...

Dedicado a Nadie.

Nadie dijo...

?

kaiser dijo...

!

mafd dijo...

jaarrr!!

Nadie dijo...

¡Ya os vale!

kaiser dijo...

ja, ja, ja...

mafd dijo...

¡¡Hamilton, "enchufao"!!